domingo, 9 de abril de 2017

Cambio de abono primaveral

     Los árboles están comenzando a brotar y nuestros pequeños proyectos no iban a ser menos. Si habéis seguido los trasplantes que se han realizado en este blog durante este año 2017, estamos cerca de cumplir un mes desde el último de estos. Dicho esto, recordemos que un árbol trasplantado no puede ser abonado hasta que empieza a moverse y ha pasado, aproximadamente, un mes. Podríamos empezar a colocar el abono a las tres semanas, siendo un abono orgánico sin fermentar y liberación lenta, en el proceso de fermentación se cumplirá dicho mes y es cuando empezará a dar los nutrientes.

Kioryoku Tamahi, antiguo abono primaveral. NPK:4-2-1
Crédito: bonsaipavia.es
     Hasta ahora, el abono que he utilizado como abono otoñal ha sido el Hanagokoro con una composición NPK de 4-5-1 y como abono primaveral, el Kioryoku Tamahi de composición NPK 4-2-1. Me habría gustado seguir manteniendo estos dos abonos, ninguno me ha dado problemas ni nada por el estilo y me gustaba ver una apariencia física diferente para el abono según la estación, pero por motivos de facilidad para conseguir abono he tenido que sustituir el Kioryoky Tamahi por el Joy Tamahi de NPK 5,3-5-1. Todos los abonos que utilizo son abonos sólidos japoneses, orgánicos, sin fermentar y de liberación lenta. La única razón por la que he decidido optar por este Joy Tamahi ha sido porque el que tenía se me ha acabado y en la tienda más cercana relacionada con el mundo del bonsai tienen este y es el que me recomendaron para primavera. 

Joy Tamahi, actual abono primaveral. NPK:5,3-5-1
Crédito: bonsaipavia.es


     Con esto, quiero decir que iremos viendo si hay algún cambio importante en el crecimiento de los árboles debido a este abono, aunque no creo que sea muy llamativo. Su composición, aunque sea mayor que la de Kioryoku Tamahi, es bastante similar a la del Hanagokoro, por lo que creo que tendremos un crecimiento bastante equilibrado a lo largo del año. De todas formas, como ya he dicho, iremos viéndolo en los próximos meses ya que algunos árboles están con las últimas bolas de Kioryoku Tamahi y otros con las nuevas de Joy Tamahi, siendo este último el único que habrá en todos dentro de pocas semanas.



     Lo dicho, empiezan los abonados primaverales. Recordad que es el árbol el que tiene que pedir el abonado con su brotación primaveral. Si aun no ha brotado, esperad a que lo haga y ese será el momento indicado para colocar las primeras bolas en nuestro sustrato.

sábado, 1 de abril de 2017

Trabajando mi Ginkgo Biloba #1: Cambio de sustrato y ángulo de plantado

Trasplante realizado el 17-03-2017

   Estamos antes el último trasplante continuo dentro de los que tengo programados, ya que el próximo será el "Bonsai Zero Ficus" y, como ya sabemos, este es de trasplante tardía debido a su procedencia tropical. Dicho esto, pasemos a presentar el trasplante de este "Bonsai Zero Ginkgo Biloba".

     Lento en su crecimiento y al borde de una muerte por falta de riego en verano, han sido algunas de las cosas que se han podido leer en el blog relacionadas con este proyecto "Bonsai Zero Ginkgo Biloba". Ha pasado tiempo desde que lo recibí y tocaba un cambio de sustrato, como a todos los demás. La ilusión de las raíces que encontraría era más que evidente, supongo que con todos los trasplantes se repite.

Ginkgo Biloba antes del trasplante.
Materiales a utilizar.



     Como siempre, exponer todos los materiales a utilizar. En general, los trabajos que realizamos no necesitan una gran variedad de herramientas. Podemos encontrar de distintos tamaños, si trabajamos árboles de dimensiones considerables necesitaremos una herramienta mayor y si son más modestos, pues de menor tamaño. En concreto, tratándose de la parte del árbol cubierta por el sustrato y, por lo tanto, solo apreciable cuando realizamos un trasplante, las herramientas de poda y corte podrían ser sustituidas por cualquier tipo de tijera fuerte y resistente. En mi caso, se usarán los siguiente materiales: podadora cóncava, vaciadora, tijera podadora, rastrillo y sustrato (70% akadama + 30% kiryu).





     El sustrato se suelta fácilmente y deja ver un cepellón con abundantes raíces, en comparación con el primer trasplante que le realizamos a su llegada. Destacar que no encontraremos raíces finas finas como las que podremos encontrar en otros casos, aquí las raíces finas son más gruesas de lo normal, siendo las predominantes más que claras. Esto ayuda, en gran medida, a que el sustrato esté mucho más suelto y que sea así más fácil peinar las raíces.

Vista de la planta.

Vista frontal de las raíces.
     Un par de raíces dominantes y dos tramos con raíces. Uno de ellos era el final del "palo"que forma el Ginkgo y el otro, más o menos, justo a ras del sustrato. Como buscamos unas raíces que puedan proporcionarnos un nebari plano y con conicidad, nos interesa tener raíces lo más cerca de la superficie del sustrato posible, por lo que tocaba podar. Eliminando el segundo cúmulo de raíces y las dominantes, dejamos muy pocas raíces, aunque sabemos de antemano que el escaso número de raíces no supondrá un riesgo para el árbol. Destacar que en otros casos 


Raíces después de la poda.

Vista de la base de las raíces después de la poda.
   Con las raíces ya podadas, procedemos a hacer la montaña de sustrato en el recipiente con 2/3 lleno. Como buscamos algo de movimiento natural dentro del crecimiento del árbol y en su día se plantó algo inclinado para esto, con este trasplante repetimos el proceso. No solo para conseguir que la nueva parte plana del futuro nebari sea horizontal con el colador, sino que la inclinación será más acentuada, en sentido contrario a la anterior, para dar ese movimiento natural a nuestro ginkgo, ya que no se alambra.

Recipiente limpio con sus 2/3 de sustrato y montón central.

"Bonsai Zero Ginkgo" después de trabajo y con su nuevo ángulo de plantado.
     Con el trabajo ya finalizado, procedemos a regar con abundancia hasta que el agua salga abundantemente y lo más limpia posible, ya que pese al cribado inicial del sustrato, siempre habrá partículas y polvo que se eliminarán con el riego.

     Recordad que si tenéis alguna duda, comentario, opinión, sugerencia o propuesta para futuros artículos, podéis dejarla en los comentarios o mandar un email a conclusionesdemimente@gmail.com