domingo, 16 de octubre de 2016

Trabajando mi Arce Palmatum Atropurpureum #1: Defoliando, otro año más.

     Este será el segundo año que me quede sin poder disfrutar de la otoñada de este pequeño Arce Palmatum Atropurpureum, debido a que, otro año más, toca defoliarlo.

Estado del árbol antes del defoliado.
     Al igual que el año pasado, no se trata de un defoliado pensando en el diseño del árbol ni nada por el estilo, esto es debido a que una plaga que solo he visto en este árbol vuelve a aparecer y seca todas las hojas. Lo curioso es que solo afecta a este arce, el resto de pequeñajos no tienen nada y ya llevamos dos años así. Nunca he visto esta plaga, así que no se muy bien de que se trata: sale en el reverso de las hojas, por la base de esta, una especie de "gusanos" diminutos de color blanco-trasparente, los cuales van secando la hoja, que segregan una sustancia negra y que al de un tiempo aparecen marcas negras en esta zona. Después de observar mas detenidamente sobre un folio en blanco, los que caían al mover algunas hojas, creo que podría tratarse de pulgón, pero no estoy seguro ya que el tamaño es realmente pequeño y no lo recuerdo así cuando lo he visto en la naturaleza.

Reverso de una de las hojas después de defoliar.
     Visto esto, mismo proceso que realicé el año pasado.Ya que solo aparecen en las hojas, realizo un defoliado completo, después utilizo un triple acción sobre el arce ya defoliado y el resto de árboles (por si alguno anda por ahí lejos de mi vista) y así me aseguro al 100% de que esta plaga pase a otros árboles, pero como ya he dicho, no se el motivo pero solo afecta a este. Aprovechando este trabajito, he mirado el árbol desnudo y le he estado dando vueltas a olvidarme del estilo de doble tronco, eliminar el pequeñajo y el otro cortarlo más o menos por la mitad e ir formándolo a raíz de los brotes que vayan saliendo del primer nudo. De momento es solo una idea a la que seguiré dando vueltas hasta que entremos en invierno y las temperaturas bajen considerablemente, que será cuando haya que meterle tijera, hasta entonces poco que tocar, pero desde luego que es una idea que me está gustando cada vez más.

2 comentarios:

  1. Hola Aitor:
    Te he conocido por casualidad, por casualidad comencé a leer tu blog y asi llegué a este post y con las mejores de mis intenciones, te dejo solo una opinión.
    Yo estoy un poco como tú, empezando, aunque llevo menos tiempo. Cultivo algunos plantones y plantitas, ya he matado unos pocos y comienzo a descubrir que, eso que todo el mundo parece saber, es cierto: a la vez que vegetales, se cultiva la paciencia de uno mismo. Sorprendente.
    Discúlpame, después de utilizar tu blog, tu esfuerzo y tu espacio para dejar mi "perla" de sabiduría de un día, ahí va mi opinión.

    Conserva esa rama, si aun no la has podado. El efecto de un tronco doble con una salida baja en un arce, es único, poco común y difícil de conseguir. Areces con troncos gordos y primera salida alta, hay “cienmil”…pero un doble tronco… con salida baja, es otra cosa. Siempre tendrás tiempo de cortarla. ¿No consiste todo en eso?. Así, aunque no te convenza, te ayuda a engordar el tronco, que -válgame- con y sin colador, cuesta un potosí que cojan calibre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alberto,

      Muchísimas gracias por tu comentario, de verdad. Te haré caso y seguiré conservando el doble tronco, como bien dices, siempre habrá tiempo para cortar, pero si cortas antes de tiempo...ya no hay marcha atrás. El problema es que no consigo hacerme a la idea de como trabajarlo para conseguir sacar partido al doble tronco, aun así, haré caso a lo que me dices y seguiré informándome, buscando ejemplos y demás. Espero poder ver la luz con este diseño algún día.

      De nuevo, muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar