martes, 1 de septiembre de 2015

Modelando mi Ficus Microcarpa Tiger Bark #3: desalambrado

Ficus antes del desalambrado.
     Las vacaciones se van acabando y toca empezar a ponerse las pilas. Hace ya algo más de 4 meses, realicé un pequeño alambrado de una rama en concreto, la rama principal. Era un alambrado simple, sin mucha importancia, bajar un poco la rama y darle algo de movimiento, pero el principal motivo de ese alambrado era, ni más ni menos, que realizar mi primer alambrado y ver los resultados.

     Cuando alambre esa rama me vi con ganas de seguir alambrando, pero al tener el ápice tan alocado, una segunda rama aun sin injertar ni nada...tuve que aguantarme las ganas. Hoy es el día que puedo decir que ya se por donde tirar con el ápice, pero aun no le meto mano porque hace poco realicé un defoliado y debo autoinjertar otra rama, así que dejaré que siga creciendo hasta que llegue un momento adecuado para ponerme a cortar y a autoinjertar.

Podemos ver como en zonas el alambre se está clavando.
     A lo que iba, si hay algo más gratificante que realizar un buen alambrado es realizar el desalambrado. En ese momento descubrimos lo mucho que a engordado nuestra rama y si de verdad hemos conseguido la forma que queríamos que tuviese. Yo, por falta de tiempo, he dejado que el alambre se clavase demasiado lo cual, pese al lado negativo que muchos verán, a mi me ha hecho mucha ilusión ya que ha quedado una marca importante y eso quiere decir que el árbol crece feliz. Además, cabe destacar, que como la rama aun es muy joven aun le queda mucho por engordar así que esa marca acabará desapareciendo.
Se pueden observar las marcas del alambre.


     De todas maneras, hablando de los ficus y de su alambrado recuerdo un vídeo de David Cortizas en el que decía que debido a la flexibilidad características de los ficus, es recomendable dejar que el alambre se clave un poco ya que corremos el riesgo de retirarlo muy pronto y que el alambrado no haya servido de nada.