martes, 18 de febrero de 2014

Trasplantando un Ficus Microcarpa Ginseng

¡AVISO!

     Antes de nada, recordar que este ficus es el resultado de la unión de dos especies de ficus distintas mediante acodo, cosa que se puede observar perfectamente donde nacen las ramas del tronco, ya que ese tronco o raíces "jamoneras" (por la forma de jamón que tienen) pertenecen a una especie y las ramas pertenecen a otra especie. Estas raíces son antiestéticas y no dan pie a trabajar el árbol correctamente es por lo que YO, y generalmente muchos aficionados al bonsai, no lo considero un bonsai propiamente dicho. En las tiendas lo etiquetan como bonsai, pero al igual que "los bonsais de interior" es una trampa comercial, en mi caso se trata de un regalo, para los novatos o inexpertos en la materia. 

     A raíz de esto he decidido tratarlo, más o menos como un bonsai más ya que me servirá para sacar esquejes de sus ramas (que pertenecen al tan conocido Ficus retusa) y para practicar con el alambre, poda, pinzado...etc.

TRASPLANTE


El Ficus Microcarpa Ginseng y algunos materiales para realizar el trasplante
     Antes de proceder al trasplante en si, tenemos que tener todos los materiales para los trasplantes listos. A su veces tenemos que tamizar el sustrato, en este caso akadama, ya que se descompone por los golpes o por el paso de tiempo y genera polvo o granos muy pequeños que son perjudiciales para las raíces, obstruyen los poros de estas y acaban matándolas, o merma la utilidad de los agujeros de drenaje de nuestras macetas.

     Nota: Se venden cedazos y demás complementos para tamizar los sustratos, yo utilizo un colador de agujeros pequeños para eliminar el polvillo ya que el sustrato diminuto se puede eliminar tirando lo que queda en la parte baja del colador una vez que empecemos a vaciar este.

Saco de akadama y colador.

Polvo que ha salido al tamizar el sustrato con el colador.
     Una vez que tenemos todo preparado, sacamos el arbolito de su maceta y le quitamos el sustrato que trae ya que las plantas en general, y sobre todo bonsais, que venden en grandes superficies traen un sustrato malísimo que deriva en una podredumbre de raíces que acaba matando al árbol.
Llegamos al amasijo de raíces y limpiarlo con las manos se complica un poco más.

     Quitaremos la mayor cantidad posible con las manos y cuando estemos llegando al amasijo de raíces donde es más complicado y el sustrato, generalmente, se encuentra más apelmazado utilizaremos un rastrillo de raíces para peinar estas. Para facilitar este trabajo y quitar mejor el sustrato viejo, nos ayudaremos de una manguera o del grifo para empapar las raíces y ablandar así el sustrato viejo.

     Nota: En el caso de no disponer de un rastrillo de raíces podemos fabricar uno fácilmente doblando un poco un tenedor.

Raíces sin sustrato, peinadas y lavadas con agua  (sin podar).

Raíces sin sustrato, peinadas y lavadas con agua  (sin podar).
     Cogemos la maceta en la que lo vamos a trasplantar, en este caso se trata de la misma maceta ya que lo que se buscaba era organizar las raíces y colocar un sustrato de calidad. Colocamos el alambre a traves de los agujeros de drenaje, colocaremos tanto como nos parezca necesario, para sujetar después el arbolito a la maceta y colocamos las rejillas. Estas rejillas sirven para que no entren insectos por los agujeros de drenaje y evitar que se salga el sustrato o que este mismo tapone los agujeros de drenaje haciendo inútil su existencia.
     Nota:  Recordad el artículo  ¿Cómo hacer nuestras propias rejillas para los agujeros de drenaje?, si no sabéis como hacerlas
Maceta inicial con las rejillas y el alambre que sujetará el arbolito.
     En este caso los agujeros de drenaje son demasiado pequeños como para sujetar las rejillas con alambre, si tenéis alambre de bajo calibre podéis utilizarlo, así que dejaremos caer suavemente el sustrato sobre las rejillas para evitar así que estas se muevan o se descoloquen. Una vez que tengamos una capa de sustrato podemos empezar a rellenar sin prestar tanto cuidado en que se muevan o no las rejillas.

Base de akadama cubriendo los agujeros de drenaje.
     Dependiendo de que altura queramos para el arbolito o donde se encuentra el nebari de este, rellenaremos más o menos hasta colocar el arbolito.
   
     Una vez que tengamos definida la posición del árbol, lo ajustamos agarrando bien con el alambre el tronco/raíces del arbolito. El objetivo es evitar el movimiento del tronco cada vez que movamos la maceta o le de una ráfaga fuerte de viento, facilitando así la aparición de las raíces del árbol y su recuperación.

     Cuando ya tengamos el arbolito bien sujeto, la regla dice que si agarramos el tronco del bonsai y lo levantamos la maceta no tendría que caerse, en el caso de que se caiga estará mal sujeto, rellenaremos el resto de la maceta con sustrato hasta que quede todo bien cubierto.

Ficus Microcarpa Ginseng recién trasplantado.
     Después de esto solo nos faltaría, en este caso, podar las ramas y empezar a darle la forma y estilo que nos interesa. Recordad que la cantidad de raíces y de hojas tiene que ser proporcional, si la diferencia es muy grande el arbolito no responderá como debe hacerlo, pudiendo llegar a morir.

     Con la intención de que resulte más claro, adjunto este vídeo (es complementario al artículo ya que no tiene audio, estoy buscando una "musiquilla" para complementar y que no sea tan monótono...) en el que, me parece que resulta más claro o al menos, sirve de ayuda para disipar algunas dudas que puedan aparecer a lo largo del artículo, de lo contrario comentadlas y serán resueltas lo antes posible.


lunes, 10 de febrero de 2014

Los mitos más comunes en los referente al mundo del bonsai.

Bonsai representando la casa de Bilbo, "El señor de los anillos"
Crédito: Bonsai Empire
     El fascinante mundo del bonsai, como tantos otros, trae consigo una serie de mitos que muchas veces aleja a la gente de él o, simplemente, hace que se hable mal de él y por consiguiente se tenga una mala idea de lo que en realidad es este maravilloso mundo. Es por eso que aquí pongo una pequeña lista de los más frecuentes para conseguir así, en la medida de lo posible, que haya más gente enganchada al bonsai, ayudar a los nuevos para que no les timen y conseguir limpiar el nombre de este arte milenario.

Manzano con mini manzanas. Crédito: Bonsai Empire


  • Los bonsais NO crecen a partir de semillas especiales. Los bonsais son árboles en miniatura, su propio nombre "bon" (bandeja) + "sai" (naturaleza), deja claro que lo que se busca es cultivar "naturaleza" en una "bandeja", por lo que el tamaño de los frutos y por tanto el de las semillas será de mucho menor tamaño que el de un árbol que podamos encontrar en un monte.
Arce bonsai. Crédito: Decorando y renovando
  • Un bonsai NO es cuestión de meses, un bonsai requiere mucha paciencia y trabajo, pero sobre todo paciencia. Muchas veces lo que se piensa es que podemos conseguir un majestuoso ejemplar, como los que vemos en libros o revistas, en poco tiempo. Eso es totalmente FALSO, en el mundo del bonsai se deja de pensar en días y semanas, incluso en meses, y se pasa a pensar en años, por lo que la paciencia es algo muy importante. Hay que saber que hacer y cuando hacerlo para que no acabemos matando a nuestros bonsai.
Bonsai estilo "bosque". Crédito: Todo Bonsai
  • Los bonsais son seres vivos, por lo que si realizamos cualquier trabajo de mala manera, o dejamos que el bonsai llegue a recuperarse de otros trabajos que le hayamos realizado, acabará muriendo.
Bonsai de tamaño considerable. Crédito: Bunjin Bonsai N&O
  • Los bonsais son árboles que SI crecen, pero en lugar de hacerlo de manera lineal, lo hacen en volumen y mediante trabajos como la poda, alambrado, pinzado, trasplantes, abonado...etc se consigue que el árbol sea como sería en la naturaleza, pero a tamaño reducido. El ejemplo más claro es el de una especie de árbol que se en cuenta en dos lugares diferentes, y en uno de ellos es mucho más alto que en el otro, porque el árbol no ha podido desarrollar tanto las raíces por falta de espacio. El árbol en ese caso no sufre, se adapta al entorno, se acomoda.
Bonsai alambrado para darle forma. Crédito: Mis bonsais y mis aficiones.
  • El alambre NO aprisiona, NO maltrata y NO daña al bonsai. Muchas veces se piensa que al alambrar un bonsai y dar forma obligando a sus ramas a conseguir una forma determinada daña al árbol, eso es falso, el bonsai solo es dañado en el caso en el que la persona que realice el alambrado no tenga mucha destreza y deje marcas en la madera. Debemos recordar que estamos reduciendo el tamaño de un árbol que podemos encontrar en un monte a algo que podemos tener en nuestra ventana y que presente una apariencia casi idéntica. La naturaleza, muy sabia, consigue el determinadas ramas tengan una forma u otra, permitiendo así, por ejemplo, una mayor captación de luz. Las distintas normas que hay para decidir que ramas se pueden podar en un bonsai y cuales no, se rigen bajo lo que observamos en la naturaleza, pero al realizarse en un tamaño menor, tenemos que ayudar a que se consiga el efecto que se conseguiría en plena naturaleza.
Bonsai con abono orgánico. Crédito: El bonsai y yo.
  • El abono es NO es un dopaje. En la naturaleza las raíces y las ramas guardan una estrecha relación de proporcionalidad, por lo que podemos hacernos de la cantidad de raíces que se encuentras bajo tierra. Estas raíces absorben una gran cantidad de nutrientes ya que cubren grandes extensiones de tierra, el bonsai se encuentra en una pequeña maceta, en su gran mayoría con sustratos que no aportan casi nutrientes al árbol ya que el sustrato normal aplasta las delicadas raíces del bonsai, que no son igual de resistentes que las de un árbol en plena naturaleza, por lo que se le deben aportarlos nutrientes que no puede conseguir por su cuenta. Dichos nutrientes se dan mediante el abonado.
Regando abundantemente un bonsai. Crédito: Como cuidar un bonsai.
  • Los bonsais SI requieren agua. El echo de que sea un árbol en una maceta pequeña, no quiere decir que necesite una menor cantidad de agua, todo lo contrario. Un bonsai hay que regarlo cada vez que se vea el sustrato seco, como regla general, hasta que salga el agua por los agujeros de drenaje.
Un "bonsai de interior" en el interior con estado lamentable.
Crédito: Infojardín.
  • La más habitual, al menos en mi opinión, NO EXISTEN LOS BONSAIS DE INTERIOR. Casi todos empezamos con un "bonsai de interior" que encontramos en una gran superficie, pero por algo lo encontramos ahí. Es una estafa, un engaño, como hemos dicho antes los bonsais son ÁRBOLES en miniatura, y los árboles se encuentran en el exterior, por lo que el término "bonsai de interior" no es más que una estrategia comercial. 
     Espero que esto sirva de ayuda a más de uno, y si está pensando en meterse en este fascinante mundo y hay algo que le intentan vender que le huele raro, que no lo dude ni un segundo y pregunte, ya sea aquí, en otros blogs o foros. No hay excusa, ha día de hoy y gracias a internet, tenemos mucha información al alcance de nuestra mano, solo hay que saber cual hay que usar.

miércoles, 5 de febrero de 2014

¿Cómo hacer nuestras propias rejillas para los agujeros de drenaje?


     En esta ocasión, me gustaría explicaros como hago yo mis rejillas "caseras" para los agujeros de drenaje de nuestras macetas, de una forma económica, práctica y entretenida. Si tenéis la mosquitera o tela plástica con agujeros mayores, esto no servirá de ayuda ya que el tamaño de los agujeros es suficientemente grande.

     Antes de nada, como indico en el artículo Material para los trasplantes, estas rejillas sirven para que el sustrato, como por ejemplo la akadama u otros sustratos granulados, no se acabe desperdiciando con los riegos y movimientos de nuestra maceta y para bloquear la entrada de insectos por estos agujeros, todo esto sin que los agujeros de drenaje pierdan su capacidad de drenaje. Estas rejillas se pueden comprar de distintos materiales, o podemos ahorrarnos un dinerito, aunque estas rejillas no suelen suponer una perdida enorme de dinero, con el método que os explico a continuación:

Materiales:

  • Mosquitera o tela plástica (la que se utiliza para cubrir los balcones y que no caiga nada fuera de él pero de cuadrados pequeños).
  • Tijera o cúter.

"Mosquitera" y tijera.
Procedimiento:

1 - Recortamos la mosquitera en el tamaño que necesitemos para cubrir el agujero de drenaje entero, en este caso, y generalmente, con cuatro cuadrados tendremos suficiente.
Cuatro cuadrados de la mosquitera.
2 - Recortamos cuadraditos de 2x2, ya que los cuadrados iniciales son muy pequeños y pueden taponar en su totalidad los agujeros de drenaje, del pedazo que hemos recortado anteriormente. No siempre coincidirá, pero eso es algo que tenemos que calcular antes o simplemente seguiremos un patrón durante toda la superficie a recortar.
Empezamos a recortar los cuadraditos.

Con mayor detalle (en este caso se tratan de cuadrados de 2x2 y 3x2)

Resultado final, listo para ser colocado en nuestra maceta.
     Con estos sencillos pasos, y con una inversión inicial absurda (ya que con poquísimo dinero conseguimos una gran cantidad de esta mosquitera que nos durará muchísimos años) conseguimos hacer nuestras rejillas "caseras" para nuestras macetas.

     Mi experiencia con estas rejillas es gratificante al 100%, llevo usándolas muchos años y no me han dado ningún tipo de problema, hay que tener en cuenta, a la hora de sujetarlas con el alambre a la maceta, que se trata de un plástico blando y podemos acabar sacándolo por el agujero de drenaje si estiramos demasiado, pero por lo demás no da ningún tipo de problema, al menos en mi caso.

     Espero que os haya resultado útil este artículo, comentad si tenéis propuestas y opiniones al respecto, y como siempre, gracias por visitar el blog.

martes, 4 de febrero de 2014

Material para los trasplantes

     Aquí dejo el material "aconsejable" para trasplantar un bonsai. Digo "aconsejable" ya que llevo en esto unos cuantos años y hasta hace poco no tenía ni la mitad de las cosas que aparecen, de todas maneras iré actualizando este artículo conforme vaya comprando más cosas:

Material para trasplantes y poda.

Materiales para limpieza de tronco y para cortar y ajustar alambre.
  • Sustrato: Hay muchas clases de sustratos para bonsai, personalmente recomiendo akadama. Podemos utilizar, akadama al 100% o mezclada con otros sustratos como pomice o grava volcánica, eso a elección de cada uno.
Saco de akadama.
  • Palillos chinos: Sirve para colocar correctamente el sustrato en lugares a los que no llegamos, eliminando así posibles bolsas de aire que queden debajo el sustrato. También se utiliza para airear el sustrato cuando no tenemos intención de trasplantar dicho bonsai. Podemos comprarlos en casi cualquier tienda oriental o llevárnoslos de un restaurante oriental.
Palillo chino.

  • Rejillas: Para tapar los agujeros de drenaje y evitar así que se pierda parte del sustrato en los riegos y bloquear la entrada para distintos insectos, colocaremos una rejillas en estos agarrándolas con alambre. Estas rejillas se pueden comprar de distintos materiales o puedes hacerlas tu mismo, como es mi caso, es un poco más laborioso pero el bolsillo te lo acabará agradeciendo.
Mosquitera de precio económico, pero con agujeros demasiado pequeños.
Misma mosquitera preparada para ser utilizada como rejilla.
  • Alambre: Lo necesitaremos tanto para agarrar el bonsai a la maceta como para agarrar las rejillas. Hay distintos tipos de alambre (de cobre, de aluminio...), mi consejo en este caso es que compréis o recojáis el que más os gusto u os resulte más económico (en mi caso se trata de alambre de aluminio), pero CUIDADO, NO VALEN TODOS los alambres, tiene que ser uno que NO SE OXIDE.
Alambre de aluminio.

  • Corta alambre y alicates: Lo necesitaremos para apretar bien el alambre y cortarlo. Hay herramientas corta alambres específicas para bonsais,y su precio es una auténtica pasada, yo utilizo los clásicos de la caja de herramientas que tenemos todos en casa, tienes la misma función, y si no es la misma, cumple perfectamente su papel. Es recomendable que sean de un tamaño no muy grande para que nos sea cómodo a la hora de trabajar con ellos.
Alicate común (de pequeño tamaño)

Corta alambre común (de pequeño tamaño)
  • Cepillos: Adecuados para limpiar el tronco de musgo o alguna mancha que se pueda quitar, se utilizan principalmente para trabajar la madera. Al igual que los alicates y corta alambres podemos encontrar específicos para bonsais por precios elevados, en mi caso se trata de un pack de 3 cepillos con diferente dureza comprados en una tienda de barrio por un precio económico.
Cepillos de diferentes durezas.
  • Rastrillo con pinzas: Se pueden adquirir por separado, pero resulta más cómodo tener dos herramientas en una. El rastrillo se utiliza para peinar las raíces de nuestros bonsais, eliminando así raíces muertas y sustrato viejo y desenredando las raíces. Las pinzas, por otro lado, son útiles para quitar hojas muertas de lugares no tan accesibles para nuestros dedos y colocar musgo con mayor precisión.
Rastrillo con pinzas.
  • Tijera pinzadora: Al ser alargada y delgada permite pinzar con mayor facilidad los brotes nuevos, aunque en este caso lo utilizaremos para podar las raíces de no demasiado grosor.
  • Tijera podadora: Su forma más redonda permite hacer más fuerza, al poder utilizar más dedos, y podar así ramas y raíces de distinto grosor.
Tijera pinzadora (segunda por la derecha) y tijeras podadoras.

  • Podadora cóncava: Herramienta de gran utilidad para realizar podas a ras del tronco y dejar el menor rastro posible.
  • Podadora vaciadora: Hace una muesca en el tronco que facilita el cicatrizado, eliminando así la aparición de muñones y otras marcas.
Podadora cóncava a la izquierda y podadora vaciadora a la derecha.
  • Pasta cicatrizante: Sirve para proteger de infecciones u hongos las heridas, de tamaño considerable, generadas por una podadora (generalmente la vaciadora), facilitando la cicatrización de dichas heridas. Dependiendo de la especie del bonsai utilizaremos una pasta u otra. 
Pasta cicatrizante general.
Espero que os sirva de ayuda, tanto para preparar vuestros trasplantes como para prepara vuestras compras. Como he mencionado al principio del artículo, iré actualizando conforme vaya comprando más herramientas.